Desde la prehistoria existe el interés por la expresión. La aplicación de colorantes vegetales y minerales a los muros de las cavernas, representa de algún modo, la necesidad del hombre de intervenir su espacio vital. Cuando desarrollamos nuestra capacidad creativa y cognitiva, empezamos a ver el espacio interior como algo más que un simple refugio y entendemos que afecta nuestra cotidianidad.

Cuando nos enfrentamos a la tarea de intervenir un espacio, surge el interés de contar con el asesoramiento de profesionales que nos ayuden a entender el espacio como conjunto y a identificar los elementos y las principales variables del manejo espacial.


Leave your thought here